miércoles, 7 de diciembre de 2011

¿Es mala la masturbación?



Depende de quién sea y en quién esté pensando el que se masturbe. ¿Te sorprendí con eso? Me imagino la cara de algunos….

Es que si estamos hablando de una persona casada que está pensando en su esposa o esposo, entonces no creo que haya nada malo. Porque en esa realidad también se sostiene mi respuesta de por qué la masturbación es un pecado para los solteros, o para los casados que piensan en alguien fuera de su matrimonio.

El problema con la masturbación no está en el acto físico en sí, sino en los pensamientos que acompañan al acto físico. Obviamente el problema no es frotarse el cuerpo sino albergar en la mente pensamientos que sí son pecaminosos

A través de los años he escuchado ideas muy diferentes respecto a lo malo o lo conveniente de la masturbación, pero yo creo que la clave está en aferrarnos a lo que nos enseña la Biblia: Dios nos llama a sacrificar nuestros cuerpos y mentes en un sacrificio agradable a Él, y a morir a nuestra carne (o, en otras palabras, a cualquier deseo que vaya en contra de su voluntad).

En los 10 mandamientos Dios estableció que el adulterio era pecado, y Jesús agregó: “Ustedes han oído que se dijo: “No cometas adulterio”. Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón. (Mateo 5: 27-28). El gran problema con la masturbación fuera del matrimonio es que requiere meter en nuestras mentes pensamientos pecaminosos, que luego generan el hábito de pensar fuera de la voluntad de Dios.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada